martes, 13 de junio de 2017

Secretos para cuidar el jardín

Durante los meses de frío la temperatura comienza a descender; no obstante, el invierno es una de las estaciones más tranquilas para la jardinería.

No obstante, es necesario crear sistemas para proteger las plantas que pueden llegar a morir debido a las heladas que resecan el terreno o suelo.

La llegada del invierno im- plica tener que hacer una serie de trabajos y cuidados específicos en el jar- dín, porque no se debe renunciar a la belleza del mismo, porque el clima no es el más adecuado para ocuparse de ellas.

En realidad, hay una gran cantidad de trabajo por realizar, una de las primeras labores es renovar el sustrato del suelo, también se debe proteger las plantas de los rigores del invierno. Para empezar se puede cubrir las especies más

delicadas con una pequeña montañita de ramas en la base.

Por otra parte, se debe cuidar mucho el tema del riego, este debe ser moderado y no es necesario agregar abonos y fertilizantes al suelo debido a que en esta época la mayoría de las plantas detiene su crecimiento.

En cambio, en la tierra

de las macetas la temperatura del suelo es la misma que la del ambiente.

En el caso de las que están expuestas en los patios o balcones conviene cubrir- las con una bolsita para evitar la pérdida de calor. También hay que tener en cuenta que el frío pro- cedente del suelo y para que no afecte a las plantas que están en las macetas se debe aislar el contacto directo con el piso, se puede colocar bajo la maceta un material que sea poroso como la madera o el cartón.

Para no tener dudas con respecto a la cantidad de riego hay que controlar la humedad de las macetas clavando una varilla de brochette: si tiene tierra húmeda significa que no es necesario regar, pero si sale limpia es tiempo de agregar más agua.

Durante los meses de frío no rocíe las hojas porque puede producir quemadu- ras o manchas que afeen el aspecto de las plantas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario