domingo, 30 de diciembre de 2018

¡A lucir tu mesa!



Te aterroriza que llegue la Nochebuena y no sabes por dónde empezar a vestir tu mesa? La cena de Navidad por sí sola es una cena muy familiar para compartir con nuestros seres queridos. Que no te atemorice, sigue estos ocho pasos en el orden que te detallo ¡y tu mesa quedará estupenda!

Antes que nada debes tener presente si deseas una mesa navideña clásica, elegante, casual, campestre, moderna o minimalista, para así montarla apropiadamente.

Los colores navideños preferidos son tradicionalmente el rojo y blanco; sin embargo, los dorados elegantes, verdes inspiracionales, morados o coloridos alegres visten estupendamente bien también.

¡Todos los elementos de la mesa: mantel, cubiertos, copas y platos deben estar perfectamente alineados! ¿Un poco de champán tal vez?

1. Coloca el mantel limpio, planchado y alineado


Si hay una cena en el año en la que desearás colocar el mantel damasquinado (de lino y algodón) o de lino, es la de Navidad. Que el mantel tenga una caída de entre 30-45 cm. Si optas por una mesa más casual, tus opciones son el pasillo de mesa y los individuales. En mesas de vidrio o madera serán suficientes los individuales.

2. Uno a uno, ubica los platos base


De preferencia en dorado, blanco o plateado, sitúalos a unos 2,5 cm del borde de la mesa y coloca el plato de comida encima.

3. El plato de pan o plato panero


Ubícalo al lado izquierdo del plato base, a unos 7 cm, con su respectivo cuchillo de mantequilla encima y colocado en forma horizontal, ya sea en la parte superior o al lado, verticalmente.

4. En seguida, debes situar las copas


A unos 5 cm sobre los platos, a la altura de los cuchillos, en forma de hilera (o en triángulo si no tienes mucho espacio en la mesa). Primero, la de agua (alta y transparente), de vino o vinos (según tu menú), y la de champán (a la izquierda del agua). Todas acomodadas de la manera en que serán utilizadas, es decir, de acuerdo con las servidas del menú.

5. El turno de las servilletas

También en lino y grandes (50 x 50cm) para esta ocasión. Colócalas cuidadosamente encima del plato, enrolladas, dobladas rectangularmente —o en la forma o diseño que más te agrade—. Aprovecha de colocar agraciadamente un anillo navideño u otro arreglo que luzca tu creatividad.

6. Dispón los cubiertos de adentro hacia afuera

Igualmente, emplázalos de acuerdo con el menú. Coloca los cubiertos guardando una distancia de 1cm y en forma perpendicular. Los tenedores, al lado izquierdo y los cuchillos, al derecho, con el filo hacia el interior. Los cubiertos de postre debes situarlos en la cabecera del plato, entre los platos y las copas; el tenedor, con el mango hacia la izquierda y la cuchara al lado opuesto.

7. Opcionalmente, coloca tarjetas de sitio o ubicación

Si tienes más de ocho invitados ubica tarjetitas de sitio con el nombre escrito a mano en el lugar asignado a cada uno. Sorpréndelos con diferentes diseños, formas o apoyos alusivos a la Navidad.

8. Finalmente, el centro de mesa y los candelabros

Infaltables en una mesa de Navidad. Una vez terminado el montaje, recién se advierte el espacio restante para ubicar centros medianos o altos en mesas redondas; en mesas cuadradas, un arreglo más sustancial; y en mesas rectangulares, los centros extendidos. La idea es facilitar que los invitados se vean entre sí, pero tampoco que la mesa quede con espacios demasiado vacíos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario