sábado, 10 de diciembre de 2016

La vuelta de las baldosas hidráulicas



La baldosa hidráulica es un cemento pigmentado, de uso en interiores y exteriores. Muy en boga hasta los años 70, ahora como sacadas del baúl de los recuerdos, las tendencias en decoración los traen de vuelta, dando una nueva vida, llena de posibilidades decorativas. Y es que tienen un encanto que radica en sus diseños, y si hay una palabra que los define es señorial y noble.

Tradicionalmente las baldosas hidráulicas eran de cemento comprimido con prensas hidráulicas. Se trataba de un pavimento elaborado artesanalmente. Ahora, las nuevas tecnologías permiten tener un suelo con ‘look’ hidráulico de gres (su base es de arcilla), resistente y fácil de mantener. Una buena alternativa que, incluso, puede reproducir ese aspecto desgastado, que evoca directamente al pasado. Normalmente son piezas de 20 x 20 cm, aunque también hay baldosas de mayor tamaño.

Esta propuesta es una verdadera explosión de colores y diseños. Los más empleados suelen ser los geométricos, los arabescos y las flores. Admiten tanto el clásico ‘black & white’ como un universo multicolor con azules, verdes, naranjas, etc. Ante esta riqueza, lo ideal es combinar las baldosas hidráulicas con mobiliario, carpintería y paredes lisas o en colores neutros para no recargar el ambiente. Otra forma de introducirlo en las decoraciones actuales, incluso nórdicas, es mezclándolo con mobiliario moderno, creando un ‘mix match’ sorprendente y original, que permita la convivencia entre ambos estilos y un choque de personalidades en perfecto equilibrio. /






5 ideas originales para hacer libreros

En esta edición de M decidimos brindarle un tributo especial a uno de los más grandes tesoros que, sin duda, todos poseemos: los libros. Ellos necesitan un lugar especial en casa y puedes crear un espacio original y con materiales reciclables o materiales que no son muy costosos.

Culturacolectiva.com sugiere varias ideas para hacer un librero sin gastar, se trata de una guía interesante para poder crear libreros en casa de una manera original y sin gastar mucho porque muchas de las propuestas están hechas con materiales que tienes a mano y puedes poner en práctica.

Recuerda que como dijo Rubén Darío: “El libro es fuerza, es valor, es alimento; antorcha del pensamiento y manantial del amor” y para conservarlos como se merecen no es necesario invertir el último centavo en el librero más contemporáneo de una tienda, con algunos materiales, un poco de esfuerzo y creatividad puedes armar libreros increíbles muy a tu estilo. Acá te damos algunas ideas.



IDEA. Nº: 1

Con cajas

1_espacio_vital.jpg
Estas cajas que son baratas pueden quedar genial sin hacer mucho.
Archivo

Esta es una de las idea preferidas por los amantes de la subcultura hipster. Estas cajas que son baratas pueden quedar genial sin hacer mucho, con unas pasada de pintura, barniz o con una técnica de envejecido este librero tiene tanta personalidad como se quiera. Lo único que si debes cuidar es de lijar muy bien las astillas de la madera para que no te lastimes o desgaste las cubiertas de tus libros.



IDEA. Nº: 2

Con escaleras

2_espacio_vital.jpg
lugar que destines para tu nuevo librero y se verá bien.
Archivo

Si tienes una o varias escaleras en casa puedes darle un uso bárbaro y adaptarla como tu nuevo libero. Puedes igual que con las cajas darle una barnizada o ponerle color según sea tu estilo, y luego poner tus libros sobre los escalones.

Si tu escalera tiene base no necesitarás nada más que abrirla en el lugar que destines para tu nuevo librero y se verá bien, pero si es sólo de dos patas, recárgala sobre la pared y asegúrala con un clavo en cada lado.



IDEA. Nº: 3

Con colgadores

3_espacio_vital.jpg
Si tienes revistas de moda o libros de diseñadores importantes, esta idea es genial para que dejes ver todas las portadas de tu colección.
Archivo

Este diseño es muy original y queda mejor en espacios minimalistas. También puedes combinar la idea como se muestra en la foto con unas barras metálicas Coloca algunos clavos sobre la pared de forma ordenada o asimétrica, después ve colgando tus libros como si fueran toallas.

Si tienes revistas de moda o libros de diseñadores importantes, esta idea es genial para que dejes ver todas las portadas de tu colección.



IDEA. Nº: 4

Cuerdas y tablas

4_esapcio_vital.jpg
Cuerdas y tablas.
Archivo

Martilla algunos clavos a la altura que prefieras sobre la pared donde será tu librero. Asegúrate de que queden muy bien adheridos para que al colocar las cuerdas que sostengan tus repisas y el peso de los libros sobre ellas, no se vengan abajo.



IDEA. Nº: 5

Con tuberías

5_esapcio_vital.jpg
Este librero te durará años por el material con el que está hecho.
Archivo

Suena extraño, pero estos tubos por los que usualmente corre el agua del sistema de tuberías, puedes usar para sostener las repisas que alojarán tu colección de libros, además de original, este librero te durará años por el material con el que está hecho.






jueves, 8 de diciembre de 2016

¡Cuidado con esos modales!

Termina la primera semana de diciembre y, sin duda, hemos podido observar que el trajín característico del último mes del año es cada vez mayor.

Las reuniones familiares se han incrementado considerablemente, llegan los hijos, hermanos, tíos, sobrinos y padres muchas veces, pues por alguna razón viven en otras ciudades y el objetivo principal es poder compartir juntos la noche buena.

También se multiplica el número de encuentros y reuniones de amigos, compañeros de trabajo o reuniones con antiguos colegas de trabajo o compañeros de universidad e incluso colegio.

Es común por estas fechas la organización de cenas como preámbulo de la celebración de Navidad y Año Nuevo y son la mayoría de las veces que las empresas desean agasajar de alguna manera a sus empleados, pero hay un problema… cuando la alegría se desborda en muchos casos acentuada por los fraternos encuentros, copiosas comidas y, sobre todo, acompañadas de importantes cantidades de alcohol, y es entonces cuando debemos preguntarnos… ¿Dónde quedaron nuestros buenos modales y buenas maneras? Seguramente los dejamos olvidados en la puerta de nuestras casas, junto con el resto de problemas personales, familiares, económicos o laborales que posiblemente tengamos por detrás.

Considero que estos encuentros auspiciados con las mejores de las intenciones a iniciativa de las empresas deberían ser manejados con moderación, y no restando importancia a la alegría que significa estar y compartir con colegas de trabajo, sino por las posibles consecuencias posteriores.

ALGUNAS RECOMENDACIONES

Beber con moderación no solo por salud, sino porque cuando se toman algunas copas de más, corremos el riesgo de hacer o decir cosas que luego pesarán sobre nuestra imagen y peor aún sobre nuestro futuro profesional.

Hablar más de la cuenta es uno de los efectos del punto anterior. En todas partes hay gente que registra todo y sin duda tratarán de recordar lo dicho en el momento menos oportuno para nosotros y el más oportuno para ellos.

Ponernos sinceros o sentimentales con unas copas de más puede perjudicarnos, hablar de los jefes o compañeros puede ser contraproducente.

El comportamiento que tengamos debe ser en todo momento el más adecuado. Bailar con moderación y discreción debería ser una regla. Al calor de unos cuantos tragos podríamos sentir que somos expertos bailarines y es muy posible que los demás lo perciban de otra manera, alguien podría pasarnos la factura después de vernos a través de videos, fotografías y publicaciones que algún comedido comparta en las RR.SS. (Facebook, twitter, youtube, instagram, etc.) que están muy de moda… evitemos los papelones!

EL RESPETO

Jamás olvidar los tratamientos, los jefes siguen siendo los jefes y los empleados seguirán siendo subordinados, debemos saber respetar las distancias, si las acortamos corremos el riesgo de que nos pierdan el respeto desde cualquiera de las dos situaciones. En ocasiones, estos acontecimientos sirven para evaluar la personalidad de las personas, pues es cuando más espontáneos somos. Debemos respetar a los demás y respetarnos a nosotros mismos.

Seamos nosotros mismos, no es necesario hacer cosas que no van con nuestra forma de ser o cosas que no las realicemos habitualmente. Si beber no nos sienta bien pues debemos evitarlo, si no nos gusta hacer algo pues no debemos dejarnos llevar por el momento. Una cosa es ser amable, cordial, educado, sociable y otra cosa muy distinta es ceder a las presiones de los más “listos” del grupo que pueden plantearnos o sugerirnos algunos retos que pueden estar algo subidos de tono.

Cuidemos que nuestras relaciones con los presentes sean siempre respetuosas, todos somos libres de hacer lo que mejor nos parezca, pero debemos tener siempre presente que después de la reunión tendremos que convivir con la mayoría de ellos, un desliz puede ser el inicio de una linda amistad o algo más, pero también puede ser el motivo de un terrible arrepentimiento que nos acompañará por mucho tiempo.

Seamos prudentes y actuemos de manera consciente y no simplemente nos dejemos llevar por la emoción del momento.

Si la cena es a escote (pagar la cuenta en partes iguales), debemos cumplir y no retirarnos sin hacerlo con el pretexto de habernos olvidado, es un comportamiento que denota nuestra educación y respeto por los demás.

En estas reuniones se suelen hacer intercambio de regalos, debemos procurar saber cuánto es el monto que se suele gastar para no irnos a los extremos, generalmente los organizadores ponen un mínimo y un máximo para que haya algo de homogeneidad en el gasto de cada uno.

Nuestra apariencia es siempre importante, no por el hecho de estar en una reunión fuera de la oficina y dejemos la corbata a un lado vamos a olvidar la elegancia, podemos vestir de forma deportiva o casual, pero siempre debemos utilizar el buen gusto y el sentido común. Un vestuario informal no quiere decir ir desaliñado o con un vestuario poco adecuado para la ocasión.

Ser prudentes no es un freno para pasarla bien y divertirse con los colegas de trabajo, jamás olvidemos que hay un día después.

martes, 6 de diciembre de 2016

Precedencia en la mesa de Navidad

Sabemos que la precedencia es una de las cosas más importantes. Esta no es más que la ubicación del puesto que se asigna a las personas, es el orden jerárquico asignado por los anfitriones en una escala valorativa para que exista un intercambio más relajado y distendido, donde procuramos que exista afinidad, reine la cortesía para que la actividad se desarrolle de la manera más cordial entre todos quienes participan en un determinado acto o evento, pudiendo ser público o privado (oficial, religioso, militar, laboral, etc.).

En esta ocasión vamos a referirnos únicamente a la ubicación de nuestros invitados en la mesa de Navidad.

Normalmente, nuestros invitados se sientan en el lugar que les asignamos y no donde ellos desean.

En reuniones de tipo familiar o con amigos, estos detalles no son menos importantes. Sin embargo, son menos protocolares y podemos permitirnos dejar a un lado ciertas formalidades.

En esta ocasión, cada invitado podría buscar la ubicación que desee, sin embargo si son muchas las personas invitadas, podríamos propiciar que exista un desorden que nos altere de manera considerable todo lo que hemos planificado para tener una cena agradable, es por esta razón que sugiero planificar un orden previo que no vaya necesariamente relacionado con la precedencia convencional.

Es muy normal que en la cena de Navidad, los niños e incluso los mayores no sepan dónde sentarse, especialmente cuando tenemos la casa llena de invitados.

Y AHORA… ¿DÓNDE ME SIENTO?

Para evitar un mal rato, voy a sugerir algunas ideas para situar a nuestros invitados descartando el sistema o método francés o el anglosajón.

Yo prefiero dejar las cabeceras de la mesa para los anfitriones de la casa en todo momento, en este caso deberíamos situar a las personas mayores a la derecha e izquierda de los anfitriones.

Para ser más prácticos, en lugar de intercalar hombres y mujeres como normalmente debería ser, podemos situar a los niños al lado de los padres y así ejercer un mayor control sobre ellos.

A los invitados que no tengan niños, podemos ubicarlos bajo un criterio de afinidad, propiciando de esta manera que exista un intercambio ameno entre ellos.

Cuando hay muchos niños, una muy buena opción es montar una mesa para ellos, si bien esta mesa puede ser algo menos elaborada (sin copas de vinos por ejemplo), debemos procurar darles la misma dedicación e importancia, pues no por ser niños no la merecen, en todo caso son fragmentos de su niñez que nunca se olvidarán y formarán parte de un lindo recuerdo. No es difícil pensar en la ornamentación de la mesa, con motivos navideños y detalles que hagan que nuestros hijos se sientan igual de importantes que los demás.

Generalmente, el menú suele ser algo distinto al de los mayores, platos menos fuertes evitando algunos condimentos que podrían ser inapropiados para su salud, picantes y/o salsas que podrían ser desagradables para sus paladares y en ocasiones platos que podrían contener algún tipo de alcohol como el vino o cerveza dependiendo del plato que se sirva de acuerdo con la costumbre de cada región.

Una buena idea es hacer que los niños coman un poco antes que nosotros aunque también pueden hacerlo al mismo tiempo.

Si tenemos algún invitado especial como suele ocurrir en algunas ocasiones, un buen detalle es ubicarlo cerca de alguno de los anfitriones pudiendo ser incluso a la derecha, cuidando y respetando mucho el criterio de la edad de los mayores de la casa.

Cuando se organiza una cena oficial, se utilizan tarjetas de ubicación lo cual podría ser una muy buena idea si el número de invitados lo amerita, esto permitirá que el ingreso a la mesa sea bastante ordenado, estas deberán indicar con claridad el nombre de cada comensal y así cada uno sabrá cuál es su ubicación, no es necesario realizar un gasto extra para la elaboración, bastará con diseñar con un trozo de cartulina doblada que contenga el nombre de cada invitado y si es escrito a mano será mucho más práctico. Esta cartulina o tarjeta debe ser puesta delante del plato base o de fondo con el nombre vista al comensal.

Si no son muchos los invitados, bastará con que alguno de los anfitriones esté atento en el momento de pasar a la mesa y vaya indicando a los invitados cuál es su asiento de acuerdo con lo previsto para evitar confusiones.

La cena de Navidad es tal vez una de las más importantes a nivel familiar, muchas veces es el pretexto perfecto para que desde distintas latitudes lleguen los integrantes que por alguna razón se encuentran lejos, es la celebración en la que recordamos la noche en que nació Jesús y aunque las costumbres pueden variar de un país a otro, es bastante común realizar una reunión familiar no solo para cenar, incluso intercambiar obsequios y es considerada como una fiesta de carácter cultural y familiar ya que también se reúnen las familias, aunque no haya una celebración necesariamente religiosa.

No es importante la forma, lo importante es tener la bendición de podernos reunir con nuestros seres queridos y juntos recordar el nacimiento de Jesús.

viernes, 11 de noviembre de 2016

Dale luz a tus sueños

El dormitorio no es sólo el lugar donde duermes. Hay un montón de cosas que hacer además de descansar que casi siempre pasamos por alto a la hora de decorar nuestra habitación. Recuerda que ahí duermes, te preparas cada mañana, estas en pareja, lees, o simplemente es tu espacio para descansar y meditar, por ello es importante crear tu propio espacio.

Si te gusta la iluminación o que tenga un aspecto a media luz romántico aprovecha el potencial que tienen las luces incluso esas que guardas cuando pasa la navidad. Con ellas puedes decorar hermosamente tu habitación. ¡Dale brillo a tu entorno y luz a tus sueños!



1 Luz envolviendo tus sueños

1.3_espacio_vital.jpg
Una idea romántica y chic puede ser enmarcar tu cama
Archivo

Una idea romántica y chic puede ser enmarcar tu cama o rodearla de luces. Para ello puedes utilizar telas con tiras de foquitos o simplemente las colocas de forma creativa alrededor de tu cabecera por ejemplo.





2 Iluminando tus fotos

2.3_espacio_vital.jpg
Elige tus fotos favoritas con las personas que más quieras y cuélgalas entra las luces en un patrón del zigzag sostenidas por pinches de madera pequeños
Archivo

Esta idea está muy en boga sobre todo en los dormitorios Teens. Pero se puede aplicar esta linda idea para cualquier dormitorio. Elige tus fotos favoritas con las personas que más quieras y cuélgalas entra las luces en un patrón del zigzag sostenidas por pinches de madera pequeños, o puedes hacer un simple collage y lo rodeas de luz para que tenga brillo propio. Es una linda forma de personalizar y darle un toque único a las paredes del dormitorio.





3 Creando lámparas

3.1_espacio_vital.jpg
Utiliza frascos de mermelada o envases de vidrio con soga y tendrás luz de una forma muy creativa en tu dormitorio.
Archivo

Con las luces de navidad puedes crear lámparas originales que te sirvan todo el año. Utiliza frascos de mermelada o envases de vidrio con soga y tendrás luz de una forma muy creativa en tu dormitorio. Otra idea es que utilices todo el cordón de luces dentro de un recipiente de vidrio, se ve fenomenal, o utilizar en cada foco unas pantallas pequeñashechas por vos misma.





4 Paredes con estilo y mucha luz

4.1_esapcio_vital.jpg
Si tienes paredes normales como las blancas puedes aprovechar ahora que se acerca la navidad
Archivo

En decoración están de moda las paredes con pizarra o que toda la pared sea de ese material y como el fondo es oscuro, queda muy bien con luces. Si tienes paredes normales como las blancas puedes aprovechar ahora que se acerca la navidad y crear un árbol tan original y bonito para alguna pared, pasillo o el cuarto de tus hijos si los tienes.





martes, 8 de noviembre de 2016

Tendencias Las lámparas llegan con novedades

El 2017 está a la vuelta de la esquina, así que si tiene pensado decorar o redecorar alguna estancia de su hogar durante las próximas semanas, deberá tener en cuenta las tendencias que se vienen en cuanto a lámparas. En primer lugar, las lámparas metálicas, serán la novedad el próximo año. Mención aparte merecen los diseños de cobre, que tendrán muchísimo protagonismo. Podrá encontrar este material en diferentes tonalidades, pero todos ellos aportarán sofisticación al ambiente. Es importante tener en cuenta que este tipo de diseños se adaptan a diferentes estilos decorativos, aunque son muy adecuados para atmósferas industriales y nórdicas. También están las bombillas colgantes, que llevan mucho tiempo en la cresta de la ola, sobre todo porque son muy características del estilo industrial o las lámparas geométricas.

Es hora de vestir la cama

Sábanas, fundas, almohadones, colchas y edredones son algunos de los elementos esenciales en el dormitorio. Estos permiten transformar el aspecto de la habitación de una forma sencilla, capaces de transmitir sensaciones, potenciar la comodidad y ayudan a tener un descanso reparador, además, reflejan tendencias y estilos, es por ello que debe saber cómo combinarlas.

Según la estación. El primer paso es saber qué se quiere lograr con la decoración de la cama. Una clave fundamental es optar por las sábanas en verano, capas lisas y ligeras, aunque se trate de varias, mientras que ya en otoño y hasta en invierno los edredones deberán ser su principal fuente de atracción. Lucirá su cama entonces más acolchada y darán más ganas de meterse dentro de ella.

Combinación de colores. No tenga miedo de combinar los colores con las sábanas o almohadones. Existe la tendencia a trabajar en saturaciones parecidas o sobre un mismo color, no está mal pero los contrastes en este tipo de decoraciones son prácticamente esenciales. Si se decide por sábanas en los tonos crema no hay que dudar en emplear fondos color chocolate intenso, que dan más vida a la cama sobre todo si se lo emplea en grandes superficies como la de abajo y luego almohadones en varias de estas.

¿Y las rayas?. Los juegos de sábanas a base de rayas, dan un atractivo muy especial a la habitación, ya que enfatizan recorridos. Además, son perfectamente combinables con mantas de estampados a base de cuadros o rayas de diferentes grosores y ubicación.

Para estilos clásicos. Los tonos crema o de estilo natural son los que mejor combinan añadiendo el blanco, pero siempre se debe tener la posibilidad de optar por fuertes saturaciones, es esencial para el dinamismo del espacio.