martes, 28 de julio de 2015

Diseños con líneas aportan dinamismo en los ambientes

Agregar accesorios con rayas o pintar las paredes con ellas le ayudarán a renovar los ambientes.

Según la interiorista Marcia Lenz, si coloca líneas verticales en los muros o cortinas, dará una sensación de mayor altura a la estancia. Si usa las horizontales, creará la impresión de amplitud y el techo lucirá más bajo. Si el espacio es pequeño, procure que las rayas no sean muy gruesas y estén alineadas o la estancia se verá reducida.

Si tienes una vivienda espaciosa, otra forma de decorar con líneas horizontales es aplicando trazos de diferentes anchos, variándolas e intercalándolas a lo largo de la pared. Esto agregará movimiento y evitará la monotonía.

Se aconseja una combinación de colores neutros para un estilo clásico, y colores brillantes para un look moderno. Si mezcla negro y blanco, obtendrá un toque sofisticado. Se recomienda pintar los muros con látex o pintura en spray colocando previamente cinta adhesiva o plantillas para que salgan parejas.

Recomendaciones Aporte estético en el garaje

El garaje es uno de los espacios más olvidados para la mayoría de los mortales; sin embargo, para el público masculino es de los espacios más vitales, pues es ahí donde aparca uno de sus bienes más preciados.

Lo primero es optimizar el espacio, sacando fuera todas esos objetos para catalogar lo que es útil y lo que no sirve. Esto permitirá ganar espacio para ver la posibilidad de incluir nuevo mobiliario en el lugar.

Herramientas. Para la mayoría del público femenino, las herramientas son un problema que les da muchos dolores de cabeza pero no deben faltar en el garaje, por ello es importante contar con un mueble que permita guardarlas todas, mejor aún si tiene ruedas, pues son ideales para transportar de un lugar a otro.

De lo contrario, al acumularse se convertirá en un problema difícil de solucionar en el aspecto estético.

Otra opción es implementar soportes metálicos que se ajusten a la pared para colocar ahí las herramientas de manera sencilla y ordenada.

Empapelados lavables. Por mínimo que sea el uso que se le dé a un garaje, siempre existe el riesgo de que las paredes se manchen de grasa o aceite, para ello una opción es empapelar las paredes con un material lavable.

Existen diferentes diseños como aquellos materiales que simulan el ladrillo visto o incluso paisajes.
Si solo se inclina por el pavimento se recomiendan superficies antideslizantes y fáciles de limpiar ya que los derrames en estos espacios suelen ser habituales.

Cuadros. Si es un ambicioso de la estética en su garaje, puede colocar gigantografías para las puertas exteriores que de seguro asombraran a todos sus vecinos y pueden simular con total realidad que bajo el techo se su garaje esconde un mundo mágico.

Y para interiores, algo que sorprendería serían los cuadros de algún vehículo clásico o el mismo modelo que el suyo pero con algunas mejoras.

Al igual que en otros ambientes lo importante es mantenerlo todo ordenado y a partir de ahí dejar que fluya la creatividad.

domingo, 26 de julio de 2015

Video MANUALIDADES CUADRO

En taza de porcelana

En nuestro lenguaje diario usamos, sin ser muy conscientes de ello, numerosas figuras retóricas, especialmente la metonimia, fundamentalmente en el sentido de usar el continente para designar el contenido; es el caso de "tomar una taza de té”, cuando está claro que lo que nos tomamos es el té, y no la taza.
La taza es, seguramente, una de las primeras piezas de la primitiva vajilla; era necesario un recipiente en el que verter los líquidos y en la naturaleza hay muchas cosas que pueden desempeñar esa función, empezando por las valvas de grandes moluscos.
El diccionario nos informa de que una taza es una vasija pequeña, por lo común de loza o de metal, y con asa, empleada generalmente para tomar líquidos.
Pero nos constriñe al uso de tazas de loza, olvidando la mejor de las tazas para, como indicábamos más arriba, tomar el té, o el café: la de porcelana.
¿Con un asa? En mis años universitarios en Galicia, los estudiantes, después de clase y a la hora del aperitivo, nos íbamos "de tazas”; pero nuestras tazas, de loza, no tenían asa, y si las llenaban de vino, que era lo normal, hacía falta cierta práctica para beberlo sin verterlo. En gallego no existe la palabra taza, que se traduce como cunca, emparentada con cuenco.
Pero volvamos a nuestra taza de té. Es evidente que si uno se toma un té en la barra de una cafetería normal le darán té "de escapulario”, es decir, de bolsita, con agua caliente procedente de la cafetera, con el consiguiente sabor metálico.
Y se lo servirán en una taza vulgar, de paredes gruesas, pongamos que de loza. Si es su primer té, normal que sea también el último. Dejemos aparte el proceso de selección y preparación, por supuesto en cerámica, del té.
Si usted pone cuidado en ello, ¿por qué no ponerlo en el recipiente del que lo va a beber?
Invento chino
Un buen té necesita una taza de porcelana. Diría lo mismo del café, pero aquí la permisividad es mayor. De todos modos, no sabe igual un café en taza gruesa que en taza fina. Porcelana, entonces. La inventaron los chinos, como tantas otras cosas útiles.
Al parecer, la porcelana actual nació alrededor del siglo VIII. En el XIII, el veneciano Marco Polo dio a Europa las primeras noticias de la porcelana, cuya importación comenzó el siglo siguiente, hasta que, ya en el XVIII, los europeos empezaron a elaborar auténtica porcelana.
Y la primera fábrica, rodeada de secretismo, surgió en Meissen, en Sajonia (Alemania), pero pese a todas las precauciones, la fórmula y el proceso pasaron a Italia y al resto del Viejo Continente, aunque se seguía importando porcelana china.
En ese siglo nacieron las fábricas de Capodimonte (Italia), el Buen Retiro (España) o Sévres (Francia). Pero los ingleses, tan amantes del té, tuvieron algo que decir y desarrollaron unas magníficas porcelanas, como la de Wedgwood, que data también del siglo XIII.
Eso, por no citar otras prestigiosas fábricas y no hablar de las delicadas porcelanas chinas o japonesas. Insistiré: hay un mundo de tomarse un buen té en una taza de porcelana a hacerlo en un recipiente basto, y no digamos en vasito de plástico.
Eso sí: la porcelana tiene un problema que hay que considerar. Si recuerdan la película Memorias de África (Out of Africa), protagonizada por Meryl Streep y Robert Redford, recordarán que cuando la baronesa Blixen llega a Nairobi encarga a su criado Farah cuidado con la porcelana, y le pregunta: "¿Sabes qué es la porcelana?”, a lo que Farah responde: "Sí, Msabu (señora), se rompe”. Y es que, parafraseando a Billy Wilder, nadie -ni nada- es perfecto. (EFE)

sábado, 25 de julio de 2015

Comestibles para decorar

Los centros de mesa comestibles te ahorran tiempo y gastos. Usar parte de la comida que has planeado para servir a los invitados como centro de mesa es una estrategia lógica y común cuando planeas una fiesta. Puedes decorar el centro de la mesa con frutas, galletas o golosinas y darles a los invitados algo para extra para comer durante la cena. Haz que coman los centros de mesa cuando quieran u ofrécelos para que se los lleven a sus casas como souvenir.



IDEA: 1

Fruta

Los ramos de frutas son hermosos centros de mesa. Los puedes hacer de una variedad de cortes de frutas que puedes organizar con forma de flor y, puestas en pinchos, se verán como un verdadero arreglo floral. Coloca las frutas preparadas así en floreros para darles la apariencia de ramos. Los puedes hacer tú misma o pedir que te los hagan.



IDEA: 2

Extravagancia de chocolate

El chocolate no es sólo un postre rico y apetecible que le gusta a todo el mundo sino que también puede ser un buen centro de mesa. Arregla frutillas, galletas, magdalenas o cualquier cosa cubierta de chocolate, en el centro de la mesa. Acomoda las fresas cubiertas de chocolate en un plato grande o en dos pequeños, dependiendo del tamaño de la mesa. Coloca las galletas en una canasta de pan forrada con una servilleta decorativa. Pon las magdalenas en una bandeja con pisos. Para agregarles un poco de color a estas delicias, usa hojas de menta o flores frescas. Este centro de mesa es recomendable para almuerzos livianos en los que el postre se puede comer de forma intermitente.



IDEA: 3

Para fechas especiales

Si vas a dar una cena para Halloween, limpia pequeñas calabazas y llénalas con rodajas de manzanas que puedes sumergir en salsa de chocolate o caramelo. (Sumerge las rodajas de manzanas en agua con limón por una hora antes de ponerlas en las calabazas para evitar que se pongan marrones). Coloca las salsas en pequeños recipientes alrededor de la mesa para que los invitados puedan acceder a ellos con facilidad. También incluye platos con nueces picadas para usar como cobertura adicional. El jengibre es un centro de mesa común en la época de Navidad. Haz tus propias casas de jengibre comprando un equipo en el que tendrás todo lo que necesitas o cómpralas hechas en una panadería. Tus invitados las amarán, las hayas hecho tú o no.



IDEA: 4

Vasos de caramelos

Los centros de mesa comestibles son decoraciones excelentes para las bodas, los cumpleaños o los eventos especiales. Llena un vaso alto con las golosinas favoritas del invitado de honor, como pequeños chocolates, barras de caramelos en miniatura, regaliz o masticables. Para las fiestas de despedidas de soltera puedes llenar vasos con almendras de Jordán, que es una golosina popular. Estas almendras se venden en la mayoría de las tiendas que se especializan en bodas y las tienes en varios colores para coordinarlos con los del motivo de la fiesta. Para otras celebraciones, las nueces cubiertas de chocolate y las mentas son elecciones muy populares (las golosinas de chocolate que no tienen envoltorio, deben ser congeladas antes de ponerlas en los vasos para que no se derritan). Coloca los vasos en el centro de la mesa, y haz que los invitados se sirvan.



IDEA: 5

Ramos de galletas

Las galletas en un pincho o los ramos de galletas vienen en una variedad de formas y tamaños, dependiendo de lo que busques, y son una deliciosa y gustosa forma de decorar una mesa para una celebración o para una ocasión especial. Estos ramos pueden convertirse en souvenir para que los invitados se los lleven a casa, pero primero úsalos como centro de mesa. Averigua en tu panadería local si ellos tienen los ramos o pídelos por Internet y haz que te los lleven a la casa.







¿DECORANDO TU CASA? EN HOME CENTER FÁCIL ENCONTRARÁS UNA VARIEDAD DE MUEBLES Y ADORNOS


ADORNOS ESENCIALES

Los complementos son el toque final que necesita todo espacio y lo bueno es que son fáciles de cambiar. Si quieres dar un aire nuevo al espacio, los complementos serán tu mejor aliado: refrescan el estilo de decoración y lo vuelven más colorido, elegante, vintage, etc.



ESTANTES DE MADERA

Ideales para colocar todo tipo de elementos, desde libros y velas hasta jarrones, fotos o recuerdos de viajes, los estantes son un elemento esencial que completa la decoración y le da un toque personal.



JARRONES DE CRISTAL

Dentro de los complementos, los jarrones son uno de los preferidos y los de cristal son elegantes y delicados, perfectos para aligerar la decoración y darle vida a cualquier espacio.

Un jardín con historia

Cecilia Moyano de Krutzfeldt lleva en sus venas el amor por la naturaleza, es por ello que hoy su jardín es merecedor del sector "El jardín del mes". Su pasión por las plantas nació desde que era una niña, ya que veía a su padre trabajar en este sector de la casa. "Es como una herencia", explicó.

Una pasión heredada. Cecilia comentó que si bien todos los días está pendiente de este espacio, los fines de semana se dedica por completo. Esto porque también le ayuda a distraerse y desestresarse, además que considera que esto se ha convertido en una pasión.

Plantas que acompañan Pero lo interesante de este mágico lugar es que Cecilia tiene plantas que la han acompañado en el trayecto de su vida. Por ejemplo, cuando viajó a Corumbá, a la casa de su suegra, quien también es amante de las plantas, llevó semillas y plantó algunas plantitas, las cuales después trajo a Santa Cruz. Es más, desde Cochabamba ha mudado plantitas hasta su casa.

Especies. Si bien tiene una infinidad de plantas en su casa, las que puede destacar son el amigo del muro, las flores de laurel y la cola de mono. Pero los que definitivamente sobresalen son unos árboles a los que ella denominó "monjes", una especie que viene de Asia, pero que llegó hasta Honduras y que una persona lo trajo hasta la ciudad. "Cuando este señor plantó los árboles, un mal vecino robó dos ejemplares pensando que nadie se iba a dar cuenta, pero son únicos en la ciudad. Ahora, luego de haberles hecho un seguimiento de evolución he podido reproducirlos y tengo muchos en mi casa porque la idea es plantarlos en lugares estratégicos de la ciudad para que se puedan lucir", señaló.

Cuidados. Respecto a los cuidados que debe tener un jardín, Cecilia solo recomendó mirar y cuidar las plantas. "Hay que contemplarlas y ver si tienen algún problema, pero sobre todo mirarlas", aseguró.

\